Subsistema de Evaluación

En general, se evalúa para medir el progreso, saber los logros, identificar las debilidades y fortalezas de un programa o proyecto. Se evalúa también para analizar los costos y beneficios, colectar información, compartir experiencias, mejorar la eficacia y permitir una mejor planeación a través del manejo adaptativo. Se evalúa también para mejorar funciones y promover responsabilidades enfocadas en resultados y aprendizaje, y alejadas de la identificación de culpas. Con los resultados de seguimiento y evaluación se puede mejorar y aprender de la experiencia, es decir, generar lecciones aprendidas y mejores prácticas; tomar decisiones fundamentadas en una evaluación objetiva nos ayuda a basar decisiones y acciones en causas y no efectos. La evaluación nos sirve también para asegurar fuentes presentes y gestionar mejor fuentes adicionales de recursos1.

Dada la complejidad que aqueja a cada uno de los espacios protegidos desde el punto de vista social, económico, polÍtico y cultural, ya que cada uno de estos temas rebasan las competencias de la CONANP, con las evaluaciones hemos intentado ser muy cuidadosos en las metodologías que aplicamos a diferentes niveles de análisis (nacional, regional o ANP). Cada una de las evaluaciones que a continuación se indican tiene un objetivo diferente y por lo tanto la información con la que debemos contar es diferente, así como el procedimiento que seguimos para su implementación. En cada rubro de la imagen se describen los avances obtenidos en los diferentes tipos de evaluaciones.





1Hockings M., Stolton, S. and Duley, N. 2000. Evaluation effectiveness: A framework for Assessing the management of protected areas. IUCN. Gland, Switzerland and Cambridge, UK. X + 121pp.


Ejército Nacional 223, pisos 11 y 12, col. Anáhuac, del. Miguel Hidalgo, C.P. 11320, México D.F. - Tel. (55)5449 - 7000 Ext. 17134 y 17230
Buzón de sugerencias y comentarios